Sabemos que existen un sinfín de productos de fijación y sujeción, así como modelos, algunos para metales, otros para madera o plástico, y otros más para concreto… Sin embargo, esta clasificación va más allá, pues también es importante tomar en cuenta el medio o entorno en donde se colocarán.

En esta ocasión hablaremos de abrazaderas y empezaremos por presentar los mejores materiales para entornos con altas temperaturas.

Selección del Material 6Mo:

Las altas temperaturas pueden causar problemas con algunos diseños de abrazaderas si no están fabricadas específicamente para resistirlos. Por ejemplo:



  • El polipropeno es efectivo a temperaturas máximas de 90°C
  • La poliamida puede soportar una temperatura máxima de 120°C
  • Elastómero termoplástico - una temperatura de 125°C.
Para muchas aplicaciones en los sectores de petróleo y gas, petroquímico e industrial, estas abrazaderas no serían lo suficientemente robustas, la elección obvia es abrazaderas de metal y, en algunos casos, se utiliza aluminio, que funciona eficazmente hasta temperaturas de 300°C, pero tiene el riesgo de corrosión galvánica cuando se utiliza en combinación con otros materiales.


El estándar noruego NORSOK Z-CR 010 establece que las abrazaderas para tubos de instrumentación deben estar hechas de material no corrosivo, acero inoxidable AISI 316 o plástico resistente al fuego; sin embargo, nuestra experiencia en la industria del petróleo y el gas y la gran inversión en Investigación y desarrollo nos han llevado a concluir que en la mayoría de los casos sólo funciona el material 6Mo.

Es un acero inoxidable súper austenítico, el 6Mo es una aleación de alto rendimiento diseñada específicamente para proporcionar resistencia a la corrosión y al calor además de ser reconocido como un material que tiene una tolerancia de temperatura extremadamente alta, por lo que es adecuado para una gama más amplia de aplicaciones de aguas arriba y aguas abajo. A menudo se usa como reemplazo en componentes críticos donde la aleación 316 / 316L ha fallado o se considera inadecuada.


Sistema de Abrazaderas Snap-Trap® + de Parker

ST Las abrazaderas de los sistemas de instrumentación pueden exponerse a temperaturas extremadamente altas, ya sea a través de la temperatura de los medios internos o externamente. Trabajando a través de un contratista de EPC, Parker recomendó la abrazadera Snap-Trap® + fabricada a partir de 6Mo, para una aplicación en una fábrica de cemento en España. Las tuberías se fabricaron con acero inoxidable 316 y pasaban muy cerca del horno caliente, donde las temperaturas superaban los 500°C, se hizo la recomendación del sistema de sujeción Snap-Trap® de Parker, ya que es capaz de resistir estas altas temperaturas y podría mantener efectivamente las tuberías en su lugar sin riesgo de deterioro de las abrazaderas.

Snap-Trap® + también es muy rápido y fácil de instalar pues no requiere tuercas ni llaves complejas; solo es necesaria una herramienta simple que funciona con un principio de palanca la cual asegura una instalación correcta rápidamente. Esto puede ayudar a reducir los costos de instalación y aumentar la productividad.

Entonces, cuando se trata de abrazaderas de tubos de instrumentación para ambientes costa afuera u otros ambientes peligrosos o extremos la recomendación del 6Mo es esencial. Optar por plástico endurecido o incluso acero inoxidable 316 puede provocar problemas por su incapacidad para resistir altas temperaturas y la corrosión. El uso de abrazaderas y tubos 6Mo ​​evita estos problemas y, por lo tanto, extiende la vida útil de los activos y mejora los niveles de seguridad en las operaciones críticas.



*Fuente: PARKER